Origen de este título

El Padre Julio Chevalier y el P. Emile Maugenest pusieron desde el principio en manos de la Virgen el nacimiento de la Congregación Misionera con la que soñaban. Así, hicieron una novena que concluía el 8 de Diciembre de 1854 pidiéndole a la Virgen que les ayudara a vencer las dificultades, en este caso eran económicas, que les permitiera obtener el beneplácito del Obispo para iniciar la fundación. Efectivamente el 8 de diciembre esa ayuda de la Virgen se hizo presente a través de un donativo. Pero el obispo pedía más: que se asegurase una renta para la vida de los posibles religiosos misioneros. Y es entonces, en enero de 1885 cuando hacen un pacto con la Virgen, y además lo escriben y lo ponen firmado a los pies de su imagen la Parroquia de Issoudun, y en él se  comprometen a “honrar a la Virgen con un  título especial” si vuelve a ayudarlos. 

Y la nueva señal de la ayuda de la Virgen llegó. Un día de 1857, cuando se empezaba a construir la Basílica de Issoudun en la cuál habría una capilla dedicada a la Virgen, el P. Chevalier dice a sus compañeros durante el descanso después de la comida: “La honraremos con el título de Nuestra Señora del Sagrado Corazón”. Y así nace esta invocación de la Virgen que tanto auge cogió en poco tiempo y bajo cuyo título la Virgen es honrada en todo el mundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información