Agustinos recoletos, 250 años al lado del pueblo Bohol de Filipinas

OMPRESS-FILIPINAS (6-09-18) Los agustinos recoletos de Filipinas han celebrado el 250 aniversario de la llegada de los primeros religiosos a la isla de Bohol con motivo de la festividad de San Ezequiel Moreno. Bohol, en el centro de Filipinas, es la décima isla de este archipiélago formado por miles de islas.

En 1768 entró en vigor el Real Decreto del Rey español Carlos III mediante el cual expulsaba a la Compañía de Jesús de las colonias españolas. Por este motivo, la isla de Bohol fue entregada al cuidado pastoral de los Agustinos Recoletos. La evangelización era el objetivo primordial de los nueve frailes misioneros que llegaron a la isla filipina entre julio y noviembre de aquel año, cuando estaba teniendo lugar la Rebelión de Dagohoy. Superada aquella situación, los frailes recoletos evangelizaron el extenso territorio y construyeron numerosas parroquias y catedrales. En 1937, los agustinos recoletos dejaron definitivamente Bohol. En esos 169 años desde su llegada, los Agustinos Recoletos establecieron parroquias y centros de oración en otras 27 ciudades de la isla

Han sido dos siglos y medio interrumpidos en 1898, cuando los misioneros se vieron obligados a abandonar la isla debido a la revolución filipina regresando cinco años más tarde, y en 1937, cuando los agustinos recoletos cedieron definitivamente sus ministerios al clero diocesano. Con motivo de la celebración de la festividad de San Ezequiel Moreno, el 18 y 19 de agosto se sucedieron las eucaristías y actos de conmemoración por este gran aniversario.

En las ocho ciudades de Bohol donde comenzó la misión de los Agustinos Recoletos se realizaron numerosas celebraciones. El Prior provincial de la Provincia San Ezequiel Moreno, Dionisio Selma, presidió dos de las eucaristías que tuvieron lugar en las catedrales de Talibon y Tagbilaran, la capital. En la primera, Selma bendijo y entronizó durante la celebración la imagen de San Ezequiel Moreno, santo agustino recoleto que comenzó su misión en Filipinas. En su festividad el 19 de agosto, Dionisio Selma celebró la eucaristía en Tagbilaran. En su homilía destacó el compromiso de los misioneros agustinos recoletos con la eucaristía como pan de vida. “Su fuerza, ¿de dónde provenía? Del pan eucarístico, que es Jesús”, dijo.

La familia agustino recoleta sigue presente en Bohol, gracias a la labor de las Hermanas Agustinas Recoletas en Guindulman, Jagna y Talibon.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información